dilluns, 15 de juny de 2015

Himnes i xiulets

La xiulada de l'himne espanyol de fa unes setmanes té antecedents llunyans. Aquí transcric la versió que ens en dóna Josep M. Francès al seu llibre “Memorias de un cero a la izquierda”.

Magnífica, de ser certa -i no té perquè no ser-ne- la reacció del públic per a desgreuge de la banda anglesa. I pagaria per veure la cara que va posar el director de la banda.

“Este año de 1925 el Club barcelonés ha conseguido calzarse el campeonato de España en Sevilla, lo cual motiva un partido de homenaje en les Corts, contra el Júpiter, campeón de segunda Liga. Como se halla en el puerto una escuadra inglesa los marineros juegan un encuentro preliminar contra un combinado barcelonista y la banda inglesa de a bordo aparece en el centro del campo dispuesta a interpretar algo de música. Los pobres britanos, creyéndolo de cajón atacan los primeros compases de la Marcha Real. Escuchar esto y llevarse veinticinco mil espectadores la mano a la boca para reprimir un psss... despectivo fue todo uno. Pero el disimulado siseo, multiplicado por tantos millares se convirtió en un ruido como de vendaval. Los marineros debieron quedar estupefactos ante un pueblo que bufaba su himno nacional. Ellos ignoraban las interioridades ibéricas y que Cataluña cuenta con un himno propio, a la sazón prohibido... No sabían de dictaduras ni nada de eso.... Terminaron, con todo, la pieza, y a continuación nos ofrecieron el God save the king. El público, como queriendo desvanecer un posible agravio de los músicos navales, acogió con una ovación estruendosa el himno nacional inglés, lo que sin duda debió desconcertar todavía más a la banda... “¿Quien es capaz de comprender a los españoles?” se preguntarían desde el director al bombo, no sabiendo de la misa la mitad.”

(foto: la guàrdia civil vigilant el camp de les Corts el gener de 1925. Extreta de www.footballcitizens.com)



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada